El relato espeluznante de un mal día en parapente


Cuando tenía 18 años hice un curso de iniciación al parapente junto a tres amigos. Durante el curso volamos varias veces en solitario desde Áger y, aunque la experiencia global fue bastante buena, siempre tuve la sensación de que había demasiados parámetros incontrolables durante el vuelo y que algo siempre podía llegar a salir mal.

En fin, fuere como fuere, nunca decidí hacer los siguientes cursos de perfeccionamiento porque tuve el convencimiento profundo de que el riesgo al que los parapentistas se enfrentaban podía llegar a ser demasiado elevado.

Hoy, mientras hablábamos de estos temas durante el trabajo, un compañero de Indra me ha facilitado este enlace. En él se narra un día negro para un piloto de parapente que pudo incluso llegar a costarle la vida; el relato es tan espeluznante que creo que, de haberlo leído en 1.991, probablemente ni tan siquiera hubiera hecho el curso de iniciación.

Juzgarlo vosotros mismos🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s