Aprilia Shiver 900 : primeras impresiones


Después de 300 Km a sus lomos creo que estoy en condiciones de dar mis primeras impresiones sobre la Aprilia Shiver 900. Que quede claro que no me considero un experto, sólo un motorista con cierta experiencia, adquirida a fuerza de ir en motocicleta a diario.

Esta moto ha supuesto un cambio para mí porque estoy demasiado acostumbrado a las bondades de las tetracilíndricas en línea japonesas, a saber : motores muy finos, con entrega lineal de potencia, generalmente nobles pero contundentes a altas rpm si los achuchas y ausencia casi total de vibraciones. El motor de la Shiver, un bicilíndrico en V, es totalmente diferente. Es más tosco, más nervioso, más gamberro. Tengo la sensación de que no le gusta funcionar por debajo de las 3000 rpm y a menos de 2500 vueltas noto ciertos traqueteos y falsas explosiones a las que me he acostumbrado; por contra, queda claro que el motor está mucho más “lleno” a cualquier régimen -especialmente entre 3000 y 7000 vueltas- y la respuesta al puño del gas es más contundente debido a su nada despreciable par de 90 Nm.

Mi Shiver 900

Foto (c) Sonia Moya

La moto me tiene enamorado. Por aproximadamente unos 8600 Euros, la tienes con cúpula, caballete central y topes anticaída. En comparación con las motos japonesas de su segmento (nakeds medias), está a años luz de ellas en cuanto a equipamiento y calidad de componentes, que en esta Aprilia son espectaculares :

  • Frenos radiales de 4 pistones delante
  • Horquilla invertida Kayaba de 41 mm regulable en extensión y precarga
  • Monoamortiguador trasero Sachs, regulable en extensión y precarga
  • ABS (desconectable) de 2 canales marca Continental
  • Control de tracción (también desconectable) con 3 niveles de intervención
  • Modos de conducción : rain, touring y sport
  • Pantalla TFT de 4.3″ que muestra de forma muy clara y ordenada toda clase de información : modo de conducción, nivel del control de tracción, velocidad, revoluciones, marcha engranada y muchos otros settings accesibles mediante el mando “mode” en la piña izquierda del manillar.
  • Embrague hidráulico y acelerador electrónico (ride by wire) que se comunica con la ECU Magneti Marelli 7SM

Su hábitat natural son las carreteras secundarias. Cuantas más curvas tengan, mejor. En el plano urbano es ágil y tan sólo la encuentro un poco limitada por un radio de giro mayor  a lo que estaba acostumbrado; eso exige más anticipación en ciertas maniobras o al moverla en parado.

Respecto al calor -uno de sus “defectos conocidos” en versiones anteriores- aún no ha resultado una molestia para mí. Ya veremos más adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s