Se acerca la selectividad y faltan informáticos !!!

Destacado

¡¡Cómo no!! es época de Selectividad y aparece la noticia de todos los años : Faltan informáticos. Según la noticia, nada más y nada menos que ¡¡¡ 900.000 !!!

Cuando hice yo la Selectividad, hace unos 20 años, también hacían falta cantidades ingentes de informáticos, así que me tomaré la molestia de aconsejar a los posibles estudiantes “despistados” (hay que tener en cuenta que con 18 años casi todo el mundo está “despitado”, al menos yo lo estaba ;))

Estudié Ing. Técnica en informática de Gestión por vocación y aún ejerzo de analista-programador pero aconsejaría a la gente que quiera dedicarse a esta profesión -y relacionadas- que lo medite y mucho. No es oro todo lo que reluce. ¿Hay ofertas? las hay. Pero… ¿de qué sueldos y calidad estamos hablando?

En España la mayoría del trabajo de esta índole está copado por grandes consultoras (Everis, Tecnocom, Altran, Alten, Axpe, VASS, T-Systems … y cientos más) que, salvo excepciones, suelen traficar con “carne”. Especialmente carne joven. Por regla general su negocio se basa en prestarte a clientes finales obteniendo por ti un diferencial… cuanto más “experto” eres, menor es el diferencial -o lo que es lo mismo, la diferencia entre lo que el cliente paga por ti y lo que te pagan en tu empresa- que les aportas y menos apetitoso les resulta mantenerte en plantilla. Cuando empieces, tu sueldo será -directamente- de risa y pringarás como nunca antes has soñado.

Yo he tenido la enorme suerte de trabajar siempre en empresas finales pero puedo decir que esto, hoy día, es algo tremendamente raro. Tengo muchos conocidos y amigos en diversos sectores y pocos de los que trabajan -o han trabajado en consultoras-
hablan maravillas de la suya salvo en algún caso excepcional (alguna decente hay también).

Pero lo peor de este trabajo es la incomprensión y el estrés. Os veréis desarrollando soluciones complejas a salto de mata, en plazos imposibles y, muchas veces, vuestro responsable directo puede ser el primero que no tenga la más mínima idea de lo que se trae entre manos (eso sí, las medallas se las colgará el primero) y en muchos casos ni tan siquiera será un informático o ingeniero. Si acabáis trabajando en consultoras, os venderán como “expertos” cuando seguramente seréis unos simples júniors… y el marrón os lo comeréis vosotros solitos porque no nos engañemos, algunos proyectos no pueden definirse simplemente como “marrones”… son algo mucho peor.

Mi recomendación más sincera es que antes de meteros en este mundo preguntéis a conocidos que trabajen en él desde hace tiempo cómo lo ven y qué perspectivas tienen. No os extrañe que más de uno os diga que está harto y está pensando en dedicarse a la hortofruticultura. Si, no obstante, persistís en vuestro deseo de convertiros en informáticos, personalmente creo que deberíais buscar trabajo en el extranjero : se valora mucho más la profesión que aquí.

Otra cosa a tener muy en cuenta es que el sector no está muy regulado porque como tal no existe; es decir, no existe un “sector de las TIC” porque la informática abarca todos los sectores productivos así que, aunque os encontréis algunos que vivan bien (dependerá del sector en el que se encuentren con toda seguridad), la mayoría estarán p**eados en el sector de la consultoría. En este último aspecto los Ingenieros Industriales tienen un colegio profesional muchísimo más fuerte y son más valorados, por ejemplo.

Bueno, este ha sido mi consejo y, aunque suene pesimista, creo que refleja bastante bien la realidad. Tratad de contrastar lo expuesto aquí; si después de unos años estáis hasta las narices, no digáis que nadie os lo advirtió.

Practicando la informática sostenible

Destacado

En informática todo cambia rápido, demasiado rápido. Hay muchos fabricantes de  software / hardware con intereses creados que rara vez están alineados con los del consumidor y por eso a veces nos vemos empujados a “ir a la última” cuando en realidad no es necesario.

Hablando de hardware, hace ya muchos años que me di cuenta que era imposible seguir ese ritmo de innovaciones porque se trataba de una auténtica escalada armamentística; no se puede mantener el ordenador a la última porque resultaría carísimo e insostenible. De hecho, lo único realmente importante es que seamos capaces de responder a las dos preguntas siguientes :

  • ¿para qué voy a utilizar mi ordenador?
  • ¿qué Sistema Operativo y aplicaciones quiero utilizar?

La respuesta a las dos preguntas anteriores determinará lo que necesitamos. Por poner un ejemplo claro, si alguien necesita un PC basado en Windows para tareas de ofimática y contabilidad como uso principal y teniendo en cuenta que el soporte de Windows XP ya ha finalizado (08/04/2014) :

Si disponemos de un PC basado en Windows XP que nos funciona bien, no tenemos por qué cambiarlo. Eso sí, dado que Microsoft no ofrece soporte para este SO, si queremos seguir usándolo, hemos de tener el antivirus perfectamente actualizado y utilizar navegadores web distintos de Internet Explorer, ya que Windows XP soporta como mucho IE8 y la versión actual es la 11. Chrome y/o Firefox son más recomendables porque son compatibles con Windows XP y se actualizan constantemente. Si el hardware del PC lo permite, sería  recomendable actualizar a Windows 7 (véanse requisitos del sistema).

Si vamos a comprar un PC de segunda mano o lo vamos a montar por componentes, para las tareas descritas anteriormente bastaría con que pudiera soportar Windows 7 (es mejor que Vista y todavía está en período de soporte por parte de Microsoft). El procesador no tiene por qué tener más de dos núcleos (no necesitamos gran potencia de cálculo) y podría estar basado tanto en core2 (Intel) como en AMD x64, por ejemplo. Con 2Gb de RAM y 100 Gb de disco duro bastaría.

Otro ejemplo claro es mi PC doméstico. Llevaba una placa base Asus A7N8X con socket 462 (socket A), procesador AMD Sempron y era del 2003, heredado de mi hermano mediano.¿Qué mejor ejemplo de sostenibilidad que la herencia de cacharros? pues bien, se había quedado ya bastante desfasado y Windows XP funcionaba lento, así que decidí que lo iba a actualizar gastándome lo mínimo imprescindible.

Como disponía de un disco duro externo que no usaba y que en su interior escondía un magnífico HD SerialATA 2 de 500 Gb, decidí que tenía que comprarme una placa base medio moderna que fuera compatible -a ser posible- con mi tipo de memoria actual (DDR1 PC3200 a 400 Mhz), llevara puertos SerialATA y tuviera ranuras de expansión PCI Express. Pues bien, encontré todo eso de segunda mano en eBay adquiriendo una placa base ASUS A8N-VM/S con ventilador, disipador y procesador AMD Athlon64 X2 (dual core) por 45 Euros transporte incluido. Este PC, para lo que yo lo quiero (escuchar música, navegar por internet, bajar torrents y ocasionalmente jugar a juegos que tienen cierta antigüedad), tiene que durarme por lo menos 5 años más.

Placa base Asus A8N-VM

Eso sí, como miembro de la comunidad IT, recomiendo a todos los “informáticos” que eviten, en la medida de lo posible, actualizar los PCs de sus amigos, vecinos y algún que otro aprovechado de turno por amor al arte, a menos que sea inevitable. Estas cosas tienen un coste en horas que la gente con morro tiende a ignorar soltándote las típicas frases de “venga, si a ti esto en realidad te encanta”. Si uno no se quiere complicar, siempre tiene la opción de comprar en eBay -por ejemplo- el PC completo y listo; se encuentran auténticos chollos hoy en día, pero milagros a Lourdes. Para todo lo demás, Mastercard.